ObamaCare ya está aquí ¿ahora qué hago?

El primero de octubre 2013 entra en vigor la reforma de salud conocida como ObamaCare, la cual requiere que todos los estadounidenses obtengan cobertura médica.

article-obama-0704

¿Quiénes deben actuar? Si ya tienen cobertura médica ya sea que la paguen ustedes o su empleador, ustedes no se verán afectados por esta reforma.  Si forman parte de los 48 millones de estadounidenses que no tienen cobertura médica, ustedes deben primero informarse y entender sus opciones y luego obtener cobertura médica.

Lo mejor que pueden hacer es entrar a los sitios oficiales del gobierno de Estados Unidos, no se dejen engañar por otros sitios que se hacen pasar por sitios web del gobierno.  Otro punto muy importante es que no tienen que pagarle a nadie para que les ayude a obtener cobertura médica bajo la nueva reforma de salud.  Todas las herramientas que necesitan están disponibles en internet.

El sitio oficial en español del gobierno de Estados Unidos para que obtengan ayuda y compren su cobertura médica es: https://www.cuidadodesalud.gov/es/

Una vez que entren al sitio oficial deben registrarse para recibir actualizaciones, noticias importantes y conocer sus opciones.  Los planes de cobertura ofrecidos vienen en varios niveles: bronce, plata, oro y platino.  Bronce es el plan más básico y barato, cada persona debe escoger el plan que este al alcance de su bolsillo, siempre teniendo en cuenta su edad e historial médico.  En otras palabras, una persona mayor que se enferma con frecuencia, no debe escoger el plan básico porque le resultara más caro ya que usara su cobertura médica con más frecuencia.

Si trabajan para un empleador que no les ofrece cobertura médica en este momento, pregúntenle si  con la nueva reforma de salud piensa ofrecerla.  Está siempre es la mejor opción y la que resulta más barata porque el empleador paga por un porcentaje de tu cobertura medica.

Lo más importante es que se informen bien para saber cuáles son sus opciones y no se dejen engañar por terceras personas.  El gobierno de Estados Unidos también tiene un número de ayuda gratis en español al cual pueden llamar si tienen alguna pregunta 1-800-318-2596.

Mucha suerte y recuerden que para tomar buenas decisiones debemos estar bien informados. Si tienen alguna pregunta o comentario me pueden escribir a ubiqueseblog@gmail.com.

Hasta la próxima

@Ubiquese

Anuncios

El Matrimonio moderno (en fotos)

Boda y celebración

wedding-church-ceremony

Disfrutando la vida de recién casados

couple having fun

Llegan los hijos

Family of Three in Bed

Llegan los problemas y con ellos los pleitos

Fighting-Couple-1

El divorcio es la única solución, ninguno de los dos quiere dar su brazo a torcer

36322_people

La batalla en corte por los hijos ¿con quién se quedan?

images

Las verdaderas victimas de nuestros errores

niños sufren

En estos tiempos modernos nos resulta más fácil firmar los papeles del divorcio que tratar de hacer cambios en nuestras vidas para mantener unida a la familia. 

 

Maestros que hacen la diferencia

Durante el pasado año escolar de mi hija tuve la oportunidad de conocer a una maestra especial. La maestra que impartía tercer grado en la escuela de mi hija, se vio obligada a retirarse indefinidamente por razones médicas. Esto ocurrió a mediados del año escolar. Una maestra originaria de Hungría ocupo su lugar, una señora mayor con muchos años de experiencia y muy carismática.

Hasta esta fecha, mi hija iba muy bien en todas sus materias excepto en matemáticas. Su peor pesadilla eran los problemas. Para mi tampoco eran mis favoritos pero había que resolverlos si quería sacar buenas calificaciones.

teacher1No exagero si les digo que pase muchas horas sentado con mi hija en la mesa de nuestro comedor, practicando problema tras problema y tratando de enseñarle estrategias para resolverlos. Después de un par de semanas de no ver muy buenos resultados hice una cita con la nueva maestra. Quería platicar con ella, primero para conocerla y luego para ver de qué manera mi esposa y yo le podíamos ayudar a nuestra hija para que mejorara su calificaciones en matemáticas.

La cita debía durar 15 minutos pero platicamos por casi una hora. La maestra se tomó el tiempo para explicarme que la mayoría de los alumnos en su clase no estaban en el nivel que deberían estar. Me conto con lujo y detalle los planes que tenía para que todos mejoraran sus calificaciones. Todo esto me lo decía con mucho entusiasmo. Ya casi al final de nuestra conversación, me dio varios consejos de como podíamos ayudar a nuestra hija. También se ofreció a quedarse con ella después de la escuela, por una hora dos veces por semana para ayudarle en matemáticas. Una oferta que por supuesto aceptamos.

Los cambios en los resultados de las pruebas de matemáticas de mi hija fueron casi instantáneos, los cincuentas y sesentas fueron reemplazados por cienes y noventas. Al final del año escolar, en Junio para ser más exacto, recibimos una carta de la escuela. La carta era una invitación a una ceremonia donde nuestra hija recibiría un reconocimiento. A mi hija le otorgaron el reconocimiento de “most improved student in math” o “estudiante que más ha mejorado en matemáticas”. Y esto no es todo, la clase de mi hija fue una de las que saco las calificaciones más altas de su escuela en los exámenes del estado de California. Estos exámenes se realizan una vez al año para medir el progreso de los estudiantes.

Como muestra de nuestro agradecimiento hacia la maestra, mi esposa le compró un regalo y una tarjeta. De mi parte, le envié un e-mail a la directora de la escuela elogiando a la maestra por el gran trabajo que había hecho, no solo con mi hija sino con toda la clase.

El último día de clases mientras nos despedíamos, la maestra nos dijo que si estábamos interesados, ella iba a ofrecer clases de verano en su casa para los alumnos que iban para cuarto grado. Mi hija respondió que le encantaría ir después que regresáramos de vacaciones, así como lo leen. Esa tarde me despedí de la maestra con abrazo y beso y una vez más le di las gracias por toda la ayuda que le había brindado a nuestra hija.

Mi hija ahora cursa el cuarto grado y cuando corrijo sus tareas y no tiene errores, con frecuencia me dice: “Esta fácil papi, Mrs. Harvarth me enseño todo esto en el verano”. Su nueva actitud es positiva y su autoestima es más alta.

Es importante tener en cuenta y reconocer la labor de los maestros, en especial la de aquellos que tienen el carisma y la vocación para enseñar y ser una influencia positiva en la vida de nuestros hijos. Gracias a un maestro hoy puedo escribir y compartir esto con ustedes. Sean agradecidos.

“Los maestros hacen otras profesiones posible.”

Hasta la próxima.

@Ubiquese