¿Cartel o Cártel?

Antes de comenzar les aclaro que no tengo un título en Lingüística pero no creo que lo necesite para escribir este post.  Vamos al grano, las cadenas hispanas de TV  en Estados Unidos especialmente Univisión usan constantemente en sus noticieros la palabra ‘Cártel’ con acento en la A.  Usan ‘Cártel’ cuando se refieren a una agrupación de personas con fines ilícitos o narcotraficantes y ‘Cartel’ (sin acento) para referirse a un letrero o aviso.  Además de Univisión en Televisa México también pronuncian ‘Cártel’ con acento en la A cuando se refieren a grupos de narcotraficantes.

La Real Academia Española permite las dos pronunciaciones, y la escritura con y sin acento, aunque da preferencia a la pronunciación aguda y sin acento, que dice ser el uso mayoritario en el mundo hispano. Expertos en lingüística abogan por la pronunciación llana y la escritura sin acento, alegando la proveniencia de la palabra alemana Kartell, también aguda.  La definición de Cartel en el diccionario de la RAE es: letrero, aviso o grupo de personas con fines ilícitos.  

Entonces me pregunto, si en Latinoamérica usamos ‘Cartel’ ¿por qué Univisión no hace lo mismo?  Resulta gracioso escuchar a periodistas de la talla de Jorge Ramos y María Elena Salinas pronunciar ‘Cártel’ con acento.  El que Televisa México pronuncie la palabra con acento es cosa de ellos, pero en el resto de Latinoamérica usamos ‘Cartel’ sin acento. Si Univisión se hace llamar la cadena hispana de los Estados Unidos entonces deberían usar palabras que todos los hispanos conocemos y no confundir a sus televidentes.  La comunidad hispana de Estados Unidos está formada por grupos de hispanos de más de 20 países de Latinoamérica en donde ‘Cartel’ se pronuncia sin acento.

@Ubiquese

Los Riesgos y El Miedo Caminan Juntos

Riesgo: Posibilidad de que ocurra un peligro. Contingencia o proximidad de un daño.

Miedo: Sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario.

images

Desde que somos niños nos vemos en la necesidad de tomar riesgos que nos ayudan a definir nuestra personalidad.  Recuerdo que cuando tenía 10 años (hace mucho tiempo), un vecino que tenía 12 años comenzó  a molestarme, me quitaba la bicicleta y se burlaba de mí.  Esto ocurrió por varios meses.  Un día tomé la decisión de poner un alto a esta situación.  Salí de mi casa, pasé por donde un amigo y le pedí que me acompañara a la casa del vecino que siempre me molestaba.  Cuando abrió la puerta le dije que me tenía cansado de sus acciones (no use precisamente esas palabras).  Mientras yo hablaba, él se reía, fue entonces cuando le dejé ir una derecha que le hizo visitar la lona.  Cuando se levantó me la regresó pero tuve la gran suerte de que mi amigo se metió e impidió que me recetara otras más, no había duda de que él me iba a ganar. A partir de este episodio me dejo de molestar y hasta nos hicimos amigos.

Estoy seguro de que el riesgo que tomé ese día me ayudó de alguna manera a definir mi personalidad y carácter.  Desde que llegué a EEUU huyendo de la guerra en mi país y sin mis padres, he tomado riesgos y he tenido miedo de tomarlos, pero no he dejado que el miedo me gane. No todos los resultados han sido los mejores, pero si no nos equivocamos no aprendemos.

He tomado riegos en mis relaciones, le propuse matrimonio a mi esposa después de dos meses de conocerla, nos casamos a los 6 meses y tenemos 11 años de casados y dos niñas, todos me dijeron que era una locura.  He tomado riesgos en mi trabajo, abandoné un trabajo estable por otro que pagaba mejor con mejores oportunidades para que a los 11 meses la empresa cerrara sus puertas. Durante este tiempo estaba en el proceso de comprar una vivienda y tuve que cancelar todo. 

Después de 3 meses de vacaciones forzadas encontré otro trabajo bastante estable pero no era donde yo quería estar.  Continué buscando mejores oportunidades y fue así a base de riesgos y venciendo miedos que logré encontrar un trabajo que no solo me gusta sino que también lo disfruto. Económicamente también tomé riegos al comprar una vivienda, muchos me aconsejaron que no era el momento para esta inversión pero soy muy optimista y no seguí sus consejos. Gracias a los riesgos que tomé he logrado darle una mejor vida a mi familia.

Me imagino que ya saben a dónde voy con todo esto, la persona que no toma riesgos jamás descubrirá lo que puede lograr, ni que tan largo puede llegar en todos los aspectos de su vida.  Es importante usar el sentido común, hay riegos que no valen la pena tomarlos, si no sé nadar no me voy a tirar un clavado en el mar.  Antes de tomar riegos es importante definir nuestras metas.

No hay que dejar que el miedo gane la batalla, depende del riesgo que tomes asegúrate de estar bien informado y especialmente entender cuáles serán las consecuencias. No caigas en esa mentalidad conformista, el que se conforma se estanca y siempre ten en cuenta que sin riegos no se puede conocer el éxito. 

@Ubiquese