16 Días Para Navidad

Este año mi hija y yo llevaremos regalos a personas desamparadas que viven en las calles de Orange County, uno de los condados más ricos del sur de California pero con un gran número de personas sin hogar. Esta será la tercera Navidad que lo hacemos y quiero compartir esta experiencia con ustedes en varios posts, es posible que alguno de ustedes se anime y haga lo mismo. Así  que no dejen de visitarme para que vean lo fácil que resulta y la satisfacción que deja.

Comenzamos con una lista de lo que compraremos para hacer los paquetes navideños.

IMG_4628

Otro Regalo de La Vida

Hace un año nació mi segunda hija y trajo una gran alegría a nuestro hogar, me encanta y disfruto al máximo ser papa.

Mi hija mayor mostró un poco de celos al principio, pero eso ya quedo en el pasado, me lo demuestra cada día con las atenciones y cuidados que tiene con su hermanita.

Cuando llego a casa después de trabajar, la pequeñita es una de las primeras que me recibe, cuando me ve llevar levanta sus brazos para la cargue y la abrase. Muchas veces llego cansado y estresado pero sus abrazos me hacen olvidar los problemas y me quitan el estrés. Este mes mi pequeña comenzó a caminar, a dar sus primeros pasos, dentro de poco convertirá nuestra casa en una pista de carreras con obstáculos.

Los niños tienen una magia e inocencia que nos hace reflexionar y ver la vida de otra manera. Cada día me siento bendecido por tener 3 mujeres en mi vida, mis dos hijas y mi esposa.

Como hombre me siento realizado y le agradezco a Dios y a la vida por enseñarme el verdadero significado de la palabra felicidad. Los problemas son parte de la vida pero mis hijas convierten esos problemas en problemitas.

Hasta la proxima

Follow me en #Twitter @Ubiquese

Toda Tu Vida Está En Internet

Siempre me ha gustado mucho la tecnología, tengo más de 15 años de trabajar en este campo y disfruto mucho mi trabajo. Una vez que enciendo mi computadora o tableta siempre encuentro cosas que hacer y hasta pierdo un poco la noción del tiempo.  Estoy seguro de que no estoy solo, mi hija de 9 años puede pasar horas en la computadora si se lo permitimos.

La tecnología es fascinante, ahora nos podemos conectar con personas alrededor del mundo, tenemos acceso a todo tipo de información en nuestros teléfonos en segundos, las noticias llegan al instante, puedo hacer compras desde mi teléfono, hacer pagos, ordenar pizza, buscar una dirección y muchísimas cosas más.  Pero como dice el dicho, todo tiene un precio y en el caso de los que vivimos en el internet y usamos las redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram, FourSquare, Linkedin por mencionar algunas, pagamos con nuestra privacidad, nuestra información personal.  Mucha de la información que compartimos es utilizada por empresas para mostrarnos información de cosas que nos gustan.  Si le digo a la App de Google que me gusta la comida china, la próxima vez que estoy cerca de un restaurante chino me alerta, me dice lo que piensa la gente, los precios etc.

Ese es el lado bueno, el lado amable de lo que hacen con nuestra información, lo que mucha gente no tiene en cuenta es que al igual que estas empresas cualquier otra persona puede tener acceso a nuestra información y llegar a perjudicarnos. Incluso hay sitios que se dedican a vender nuestra información, por $9.99 USD puedo obtener mucha información de una persona, su número de teléfono, dirección, trabajo, hasta cuanto pagó por su vivienda.  Todo lo que hacemos en internet deja una huella. No se asombren si un día llegan a ser famosos y alguien publica una foto de ustedes en calzoncillo bebiendo cerveza, o sin brasier mostrando un tatuaje en la chicha derecha.  Recuerden que desde que nos conectamos al internet perdemos nuestra privacidad.

Con bastante frecuencia veo a padres que le regalan iPads a sus hijos pequeños y no se toman el tiempo para configurar las tabletas y proteger la privacidad de sus hijos o bloquear sitios de internet no aptos para niños, simplemente le dan el juguete sin saber a lo que los exponen.  Estos mismos padres no se interesan por educarse para entender los riegos y beneficios del internet.

En Bruselas, Bélgica invitaron a gente de la calle para que un famoso clarividente les leyera la mente.  Lo que no le dijeron a los invitados es que el clarividente era un actor, y que en el mismo cuarto había hackers escondidos que estarían buscando información de ellos en internet basado en sus respuestas al clarividente. La información obtenida por los hackers era transmitida al clarividente en segundos. A continuación comparto con ustedes el video, si les gusta compártanlo con su familia y amigos.

Hasta la próxima

Follow me en #Twitter @Ubiquese

 

El Poder de La Música

music-backgrounds

El otro día tuve la oportunidad de ver un programa de televisión donde hablaban de cómo se está usando la música y los iPods para tratar a pacientes que padecen de Alzheimer’s.  Un caso que me llamó mucho la atención fue el de un señor que había perdido la memoria hace muchos años, no reconocía a su familia y no hablaba.  Cuando la enfermera le puso unos audífonos con música de su época, el señor empezó a cantar la canción como si nunca la hubiera olvidado.

A mí me pasa algo parecido cuando escucho una canción viejita, siempre me trae recuerdos de una época en mi vida, ya sea buena o mala, las memorias llegan al instante. Según expertos el escuchar música te puede ayudar a reducir el estrés, estimular el cerebro, facilitar el sueño, ayudar a meditar y a aumentar tu rendimiento.

Desde pequeño siempre me ha gustado escuchar música, escucho música en mí casa, en mi carro y en el trabajo. Posiblemente les cause risa saber que tengo más de 1,000 cds de música que he ido coleccionando con el tiempo, he pensado en ponerlos todos en iTunes pero para lógralo tendría que tomarme unas semanas de vacaciones. Creo que mejor los guardare y se los mostrare a mis nietos como cuando mi abuelita me mostraba sus discos y los escuchábamos en el surround sound de su vitrola.

Cuando se sientan deprimidos, cansados o con problemas en casa o el trabajo, aprieten play y verán que no se sentirán tal mal.

Hasta la próxima

Follow me en #Twitter @Ubiquese

 

¿Cartel o Cártel?

Antes de comenzar les aclaro que no tengo un título en Lingüística pero no creo que lo necesite para escribir este post.  Vamos al grano, las cadenas hispanas de TV  en Estados Unidos especialmente Univisión usan constantemente en sus noticieros la palabra ‘Cártel’ con acento en la A.  Usan ‘Cártel’ cuando se refieren a una agrupación de personas con fines ilícitos o narcotraficantes y ‘Cartel’ (sin acento) para referirse a un letrero o aviso.  Además de Univisión en Televisa México también pronuncian ‘Cártel’ con acento en la A cuando se refieren a grupos de narcotraficantes.

La Real Academia Española permite las dos pronunciaciones, y la escritura con y sin acento, aunque da preferencia a la pronunciación aguda y sin acento, que dice ser el uso mayoritario en el mundo hispano. Expertos en lingüística abogan por la pronunciación llana y la escritura sin acento, alegando la proveniencia de la palabra alemana Kartell, también aguda.  La definición de Cartel en el diccionario de la RAE es: letrero, aviso o grupo de personas con fines ilícitos.  

Entonces me pregunto, si en Latinoamérica usamos ‘Cartel’ ¿por qué Univisión no hace lo mismo?  Resulta gracioso escuchar a periodistas de la talla de Jorge Ramos y María Elena Salinas pronunciar ‘Cártel’ con acento.  El que Televisa México pronuncie la palabra con acento es cosa de ellos, pero en el resto de Latinoamérica usamos ‘Cartel’ sin acento. Si Univisión se hace llamar la cadena hispana de los Estados Unidos entonces deberían usar palabras que todos los hispanos conocemos y no confundir a sus televidentes.  La comunidad hispana de Estados Unidos está formada por grupos de hispanos de más de 20 países de Latinoamérica en donde ‘Cartel’ se pronuncia sin acento.

@Ubiquese

Los Riesgos y El Miedo Caminan Juntos

Riesgo: Posibilidad de que ocurra un peligro. Contingencia o proximidad de un daño.

Miedo: Sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario.

images

Desde que somos niños nos vemos en la necesidad de tomar riesgos que nos ayudan a definir nuestra personalidad.  Recuerdo que cuando tenía 10 años (hace mucho tiempo), un vecino que tenía 12 años comenzó  a molestarme, me quitaba la bicicleta y se burlaba de mí.  Esto ocurrió por varios meses.  Un día tomé la decisión de poner un alto a esta situación.  Salí de mi casa, pasé por donde un amigo y le pedí que me acompañara a la casa del vecino que siempre me molestaba.  Cuando abrió la puerta le dije que me tenía cansado de sus acciones (no use precisamente esas palabras).  Mientras yo hablaba, él se reía, fue entonces cuando le dejé ir una derecha que le hizo visitar la lona.  Cuando se levantó me la regresó pero tuve la gran suerte de que mi amigo se metió e impidió que me recetara otras más, no había duda de que él me iba a ganar. A partir de este episodio me dejo de molestar y hasta nos hicimos amigos.

Estoy seguro de que el riesgo que tomé ese día me ayudó de alguna manera a definir mi personalidad y carácter.  Desde que llegué a EEUU huyendo de la guerra en mi país y sin mis padres, he tomado riesgos y he tenido miedo de tomarlos, pero no he dejado que el miedo me gane. No todos los resultados han sido los mejores, pero si no nos equivocamos no aprendemos.

He tomado riegos en mis relaciones, le propuse matrimonio a mi esposa después de dos meses de conocerla, nos casamos a los 6 meses y tenemos 11 años de casados y dos niñas, todos me dijeron que era una locura.  He tomado riesgos en mi trabajo, abandoné un trabajo estable por otro que pagaba mejor con mejores oportunidades para que a los 11 meses la empresa cerrara sus puertas. Durante este tiempo estaba en el proceso de comprar una vivienda y tuve que cancelar todo. 

Después de 3 meses de vacaciones forzadas encontré otro trabajo bastante estable pero no era donde yo quería estar.  Continué buscando mejores oportunidades y fue así a base de riesgos y venciendo miedos que logré encontrar un trabajo que no solo me gusta sino que también lo disfruto. Económicamente también tomé riegos al comprar una vivienda, muchos me aconsejaron que no era el momento para esta inversión pero soy muy optimista y no seguí sus consejos. Gracias a los riesgos que tomé he logrado darle una mejor vida a mi familia.

Me imagino que ya saben a dónde voy con todo esto, la persona que no toma riesgos jamás descubrirá lo que puede lograr, ni que tan largo puede llegar en todos los aspectos de su vida.  Es importante usar el sentido común, hay riegos que no valen la pena tomarlos, si no sé nadar no me voy a tirar un clavado en el mar.  Antes de tomar riegos es importante definir nuestras metas.

No hay que dejar que el miedo gane la batalla, depende del riesgo que tomes asegúrate de estar bien informado y especialmente entender cuáles serán las consecuencias. No caigas en esa mentalidad conformista, el que se conforma se estanca y siempre ten en cuenta que sin riegos no se puede conocer el éxito. 

@Ubiquese